Menu
RSS

Las elecciones en el STMLM

  • Escrito por 
Las elecciones en el STMLM
Jorge “Catola” Rego: “SI GANAMOS VAMOS A PEDIR UNA AUDITORÍA” 
Para mediados de año a más tardar, están previstas las elecciones de la nueva conducción del Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza.
Se está viviendo una situación particular. Un mundo de rumores y chimentos van y vienen desde la sede de Almafuerte 3161, San Justo hacia las numerosas dependencias de todo el territorio. 
“Quiebra”, “Entrega”, “Deuda de más de 80 millones de pesos”, “Obra Social quebrada y con mala atención” son algunos de los términos que se escuchan. POLITICA 2000 entrevistó a quienes quieren ser la nueva conducción gremial para el período 2018 – 2022.
 
Jorge Rego, el conocido “Catola” fue el primero de ellos:
--¿Seguís con la idea de presentar lista?
--Hace cuatro años no era el momento ideal, quizás porque había una cúpula bien firme en el sindicato, una pirámide manejada por Juan Carlos Sluga. Estaban fuertes y así y todo me enfrenté y bueno, hoy las posibilidades para tratar de llegar a la Secretaría me parece que son un poco más amplias. Hay más posibilidades por la situación del sindicato y el enfrentamiento interno.
 
UNA LISTA DE UNIDAD
“Estamos buscando la unidad con el joven Marcelito Proverbio y con Adolfo “Churro” Martín, dos cuadros gremiales y políticos muy importantes. El pibe con una fuerza bárbara de su juventud. Y “Churro” está en la mitad de camino. Ahora no discutimos quién va a ser cabeza de la lista, sino levantar el sindicato, y protegerlo. Me gustaría que la lista se llame “Saúl Ubaldini”
 
LA POSIBLE DEUDA
--En  radio pasillo se dice que Daniel Troncoso es el candidato más cercano a Juan Carlos Sluga, Catola. 
 --El que conoce más o menos la interna del sindicato sabe que Troncoso es el representante…si Paulillo le falló, como se habla, supuestamente le mordió la mano. A mí me da lástima que ese enfrentamiento haya llevado a la crisis que vive el sindicato hoy. Porque se joden los afiliados. Esta deuda la que se habla por ahora es incomprobable. Pero si la nueva conducción comprueba que existe, nos deja muy mal. 
 
LO POLITICO
Respecto de los gobiernos nacional y provincial de Cambiemos, Catola opina: “Tenemos que cuidar de que no vengan por nosotros, porque ellos vienen por las obras sociales y no sea cosa que vengan por Matanza también, porque les interesa mucho, y por ahí el puntapié inicial es el sindicato. Espero que ningún compañero peque o se confunda pidiendo algún tipo de ayuda a esta gente porque, son insensibles. Yo prefiero a un peronista equivocado que a esta gente”.
Y señala: “El mensaje que le doy a los compañeros es que tenemos que saber elegir y buscar la unidad todos los municipales. No digo la unidad con esta gente que hace 28 años que están. Con una Intendencia, una Gobernación y hasta la Presidencia de nuestra idea política, obviaron, por ejemplo, las plantas permanentes. La ley 14.565 tendría que estar funcionando desde noviembre del 2014 y no se aplicó. El Ejecutivo por ahí lo vio, o hay otra situación, pero este secretario general no fue ni siquiera a golpear la puerta para que se aplique. Tendríamos más gente en planta, lo que le daría una tranquilidad al empleado municipal de que no lo echen del trabajo. Tengo mucho para reclamar pero tengo que ser cuidadoso…”
 “En las elecciones anteriores, no fui cuidadoso. Es decir, ataqué con las armas tenía y diciendo lo que yo creía que estaban haciendo mal. En este caso, hay que tratar de ganarles pero tampoco haciendo ningún tipo de daño que pueda llevar a que se aprovechen gente de afuera. Yo no soy de la idea de llamar a una auditoria antes de una elección, a ver si esa auditoria llama después a una intervención”, nos dice.
 --Estuviste más enojado y más agresivo y atacador, pero ahora no...
--¿Pero a quién le convendría? Le haría el caldo gordo a la Provincia y bueno, vendrían a ver qué pasa en el sindicato. Una intervención no le conviene a nadie. Hay que sentarse a conversar y que la obra social favorezca a los compañeros municipales, igual que el sindicato. Y tampoco ir a patearle la puerta a la Intendenta.
 
LA OBRA SOCIAL Y LA FARMACIA
--¿Qué pasa con la obra social? Porque escuché tanto comentario fuerte desde fin de año ¿Es cierto que la entregaron a un gestionador sospechado de haber hecho macanas en otra obra social?
--Si, se llama Walter González y fue síndico en el Hospital Francés, que presentó la quiebra. Y a su vez también lo tuvimos nosotros como auditor. No tuvo un buen paso por el sindicato municipal, se fue digamos que con la cabeza gacha y por la ventana. Te aseguro que si llego a Secretario General del gremio o como lo que fuese en la lista de unidad, se va a rever esta firma, de alguna forma, con esta gente. 
Y aclara: “Si ganamos la conducción del sindicato ahí sí vamos a pedir una auditoria porque queremos saber en qué estado se encuentra. Y llamar a una asamblea amplia y explicarle a los afiliados cuál es la situación del. Y la farmacia... Esa farmacia fue recuperada en época de la intervención de Nicanor Borrás. No era municipal, la habían perdido y la recuperó Nicanor Borrás. Está en el corazón de San Justo, le vende al público y me pregunto: ¿cuánta ganancia deja esa venta? ¿Por qué no se le explica bien a los compañeros  municipales y lo volcamos para los remedios que nuestros compañeros necesitan el descuento? Nadie sabe nada”.
 
 
TEMA DELICADO: LA FINANCIERA
Y el posible candidato se mete con un tema delicado: “Muchos me dijeron que ‘no conviene hablar el tema de los prestamistas, famosos prestamistas. Nosotros tenemos una financiera adentro del sindicato, no se puede creer que el sindicato te dé cien pesos y le tenés que devolver trescientos. Primero tenemos que ir por un sueldo digno para que no pueda haber financieras y si llega a ser el caso de un compañero que necesite plata, tenemos que tener una caja para darle la plata y descontársela en cuotas. No cobrarle intereses, no vivir de los intereses de los compañeros, no ser usurero de los compañeros”.
Y finaliza con otra denuncia: “Hay desapego del gremio hacia  los compañeros. Solamente van a verlos cuando llegan las Fiestas o cuando hay elecciones, pagando un asado. Vos antes tenías que ir y ver cómo llegar, cuál era la falla, en qué lugar. Pero ahora ellos mismos te dicen: ‘esto es insoportable, la obra social es terrible’. Pasó el otro día en la pileta del polideportivo del kilómetro 35, tenía un verdín totalmente podrido, no la arreglaron y la habilitaron igual.
“Pusieron un cartelito que decía que era responsabilidad de los familiares si se metían a la pileta y tenían un problema. Una locura, hermano, no la habilites. ¿Cómo hacés entrar así a la familia?  Aparte cobrando en algunos casos a los acompañantes”, remata Catola.
 
volver arriba