Menu
RSS

CRISTINA EN LA FERIA DEL LIBRO

  • Escrito por 
CRISTINA EN LA FERIA DEL LIBRO
ESTUVO EN LA MATANZA…Y TAMBIÉN “LO TRAJO A NÉSTOR”
 
Cristina Fernández de Kirchner presentó finalmente este sábado 21, Día de la Primavera, su libro “Sinceramente” ante unas 140 mil personas, entre militantes del peronismo matancero, de distritos vecinos y familias con sus hijos y abuelos. Todos con la esperanza de cambiar la cosas en la Argentina.
Por supuesto, con el “Olé, olé, olé, olé, olé, olá, si esto no es Matanza, Matanza donde está”, cantado en el Patio de las América de la Universidad Nacional de La Matanza por los invitados especiales y militantes de todas las edades que se colaron sin la entrada especial. Como algunos periodistas. Cada vez más se advierte muchísima juventud siguiendo a la Senadora y candidata a vicepresidenta.
 
 
En primera fila estaban los candidatos de la fórmula a gobernador y vicegobernadora del Frente de Todos, Axel Kicillof -- Verónica Magario y el diputado nacional y candidato a intendente, Fernando Espinoza, además de numerosos Intendentes peronistas y referentes matanceros, además de funcionarios. Todos querían estar. Afuera, se apiñaban alrededor de 140 mil personas, dicen, con sus banderas y pancartas, mirando la disertación por una pantalla gigante.
 
“NÉSTOR AMABA LA MATANZA”
“Yo estoy acá y es como si estuviera con él. Néstor amaba La Matanza”, dijo y despertó la primera ovación de los presentes que entonaron el conocido “¡Néstor no se murió, Néstor no se murió, la pmqlp!
 
Después, como para recordar que lo que ya se hizo se puede volver a hacer, mencionó algunas de las primeras medidas que tomó Néstor Kirchner para ir solucionando los problemas de los argentinos a pesar de haber asumido sólo con el 22 % de los votos. Entre ellas solucionar el conflicto docente a Entre Ríos, pagarle al Fondo Monetario Internacional y también hacer anuncios concretos para los matanceros, como líneas de créditos para las PyMES, la urbanización de Villa Palito, obras de agua potable y cloacas para muchos barrios y la importante licitación de canalización del Arroyo Maldonado.
Fernando Espinoza fue recordándole cada acto en los que Kirchner anunció obras en el distrito.
 
 
“YA VIENEN LOS HOSPITALES”
Y en uno de los momentos más aplaudidos, avisó que prontamente se hará realidad la apertura de los Hospitales “Néstor Kirchner” y “Dr. René Favaloro”, construidos durante su segunda Presidencia con una importante reasignación de partidas y que la actual Gobernadora Vidal, en una actitud egoísta y mucho menos política nunca quiso inaugurar. Fernando Espinoza nos había adelantado hace unas semana a esta Página WEB  esa buena noticia para los vecinos de Laferrere, Catán y Rafael Castillo, por ejemplo.
 “El hambre y el endeudamiento me parecen insoportables e intolerables. Tenemos que discutir serenamente la estabilización del endeudamiento porque una parte fue para la fuga de capitales y no sería justo pedirles a todos los argentinos que paguen con el mismo esfuerzo. No era cierto que la inflación fuese el producto de la emisión monetaria y necesitamos discutir la formación de precios y los márgenes de ganancias”, señaló en otro momento de un extendido análisis económico.
 
“¡FUNDIERON LA COCA COLA!”
Cuando Cristina se refería a la inauguración de una planta embotelladora, en septiembre de 2010, alguno de los presentes le gritó que “Macri fundió Coca Cola”, a propósito de un concurso preventivo de crisis que la empresa presentó en febrero y que terminó produciendo despidos. “Hay que ser horrible para fundir Coca Cola”, dijo la senadora. 
 
De todos modos quiso dejar claro que lo que nos está pasando a los argentinos no es sólo “el producto de la impericia de un Presidente” y habló de la necesidad de discutir políticas y modelos más que personas pese a la tentación de atribuirle toda la responsabilidad a una sola persona”. 
 
“PROMETIERON POBREZA CERO…”
Remarcó el “difícil y complejo” escenario en que el macrismo dejó el país. "Prometieron pobreza cero y se van con emergencia alimentaria". Y señaló que el próximo gobierno debería "hacer algo para ponerle un punto final al endeudamiento”. 
--Que la pague el gato--le gritaron desde el público
--El sólo no va a poder--respondió ella, entre las risas de la audiencia. 
Cuando reflexionaba sobre “cómo estabilizar la economía en la Argentina”, también le acotaron desde el público: “¡Con Alberto!”. Ella dijo que Alberto Fernández se trata de una persona "de mucho diálogo, de mucho hablar y conciliar” pero "con él solo no va a alcanzar".
 
Cristina –que habló un poco más de una hora--, fue muy clara sobre sus preocupaciones centrales. “Me parecen insoportables el hambre y el endeudamiento”, dijo sobre la necesidad de “estabilizar el endeudamiento que no es nuevo, viene desde la época de Rivadavia” y anunció que es una discusión que se va a tener que dar serenamente. Se preguntó si sería justo pedirles a todos los argentinos que paguen con el mismo esfuerzo y fue una pregunta retórica. 
 
Siguió refiriéndose de economía y aseguró que con este gobierno quedó demostrado que la emisión monetaria no es la causa de la inflación, que los tarifazos no iban a traer las inversiones prometidas que mejorarían sustancialmente el servicio “pero ahora la diferencia es que no hay una cámara que corra a la señora que no tiene luz o gas” y habló de la rentabilidades “brutales” de las empresas de energía. 
 
Finalmente, dijo que la Argentina que se viene es una Argentina compleja, pero que la ventaja es que el actual gobierno dejó demostrado que el rumbo que proponen no es el indicado para resolver los problemas de los argentinos. No faltó la ocasión de que se quejara de la manipulación de algunos medios de comunicación que influyeron en el intento de demonización del kirchnerismo. “Llegaron a escribir que yo obligaba a los empleados a mirar para abajo. Esas cosas terminan construyendo un personaje malvado y calan mucho en un sector de la sociedad”, dijo.
 
 
“¿EN SERIO SE CREYERON QUE QUERÍA SER PRESIDENTA?”
También fue irónica respecto de los que pensaban que ella, si no era candidata a presidenta, no iba a ser candidata a nada. Y subrayó su gesto de correrse del centro de la escena para armar una alianza con dirigentes que la habían criticado. Se preguntó: “¿Qué más tenemos que hacer para demostrarles que no somos lo que ellos dijeron que éramos? ¿En serio creían que después de lo que hemos vivido todo se agotaba en que yo quería ser candidata a Presidenta?
 
Y el final del encuentro fue en el playón de la UNLaM donde saludó a las 140 mil personas que la ovacionaron. Firmó algunos libros y le pidió a Kicillof que les dedicara unas palabras. “Feliz primavera. Faltan cinco semanas para que las urnas digan que el país tiene que transformarse en una Argentina con producción, trabajo, salud y educación”, dijo el candidato a gobernador del FdT que derrotó ampliamente a María Eugenia Vidal.
PEDRO ARTAZA
 
volver arriba