Menu
RSS

Dr. Raúl Eugenio Zaffaroni

  • Escrito por 
Dr. Raúl Eugenio Zaffaroni
“TENEMOS UNA ADMINISTRACIÓN FRAUDULENTA”
EXCLUSIVO. El sábado 3 de marzo pasado, el ex integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio una conferencia en Ramos Mejía, donde abordó temas de la realidad nacional y latinoamericana ante una interesada concurrencia, integrada por militantes políticos y de entidades de Derechos Humanos de La Matanza.
 
Fue invitado por el Movimiento Popular “Mariano Moreno”, con motivo de cumplirse un nuevo aniversario del fallecimiento del patriota revolucionario Mariano Moreno, por eso Zaffaroni disertó sobre “Mariano Moreno y la justicia en la actualidad”, en la Sociedad de Fomento Sol de Don Bosco”, de la calle Brandsen 1450.
 
“DISTRAER LA ATENCIÓN TODOS LOS DÍAS”
POLITICA 2000 dialogó en EXCLUSIVA con el integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
 
 
--¿Está tranquilo pese a que el Gobierno Nacional lo tiene apuntado pero no sabe como hacer con usted y cómo está viendo la situación del país?
--No es la primera campaña que me hacen, pero estoy viendo la serie de temas que sacan para distraer la atención de la gente sobre la cuestión económica.
“Porque aparte de sindicarme de golpista, aparecen cosas como las del policía Chocobar y ahora el tema del Aborto –que merece una discusión pero nunca tuvieron mucho interés en hacerla y tampoco creo que ahora pase nada, todos los días aparece una discusión distinta, una distracción distinta”, agrega.
 
Y aporta: “No sé a qué obedece esto pero la realidad de los hechos es que hay un proyecto económico que funciona en razón de crédito pero no se necesita ser un profundo conocedor de la economía para saber que no se puede vivir a crédito porque un día entra en quiebra y en concurso civil. En la Nación pasa lo mismo, se está llegando a una cifra nunca obtenida en deuda externa, consolidada en dólares.
 
“ADMINISTRACIÓN FRAUDULENTA”
--¿El costo lo pagará el pueblo por eso se gritan algunas cosas en las canchas de fútbol y recitales de rock?
--Lo vamos a pagar todos y con el sistema impositivo regresivo que tenemos: el IVA al consumo que lo paga el ciudadano que se compra un bifecito, por ejemplo. Lamentablemente esta gente va a dejar al país con unos 200 mil millones de dólares ó más de deuda, cifra astronómica que la sustraemos a la inversión en Educación, Salud, los desarrollos regionales, las rutas, el desarrollo regional, la infraestructura productiva, en síntesis, desinversión en Desarrollo Humano.
“Eso provoca un retraso que es el costo de vidas humanas, por incremento de la conflictividad por el desempleo, accidentes viales por falta de arreglo de los caminos. Se está cometiendo una verdadera administración fraudulenta.
--¿Los insultos al Presidente son espontáneas entonces, Dr.? 
--No hay fuerza política que hoy tendría el poder de orquestarlas, dice sonriendo por primera vez en la entrevista.
--¿El clima social está entonces delicado como para llegar a “conseguir un muerto” como dijo usted hace un año?
--No lo sé, pero sí sé que la Argentina no es un país como otros en el mundo donde aparecen cadáveres todos los días. No somos así… Ahora si recurren a la represión, entonces van a llegar a los muertos. No olvidemos que un Presidente se tuvo que ir por dos muertos, menciona Zaffaroni recordando el caso Duhalde- Kosteki – Santillán.
 
CHOCOBAR, LA JUSTICIA Y LA MANO DURA
“Los programas económicos análogos como los de Martínez de Hoz y Cavallo terminaron mal. Uno con  la guerra de Malvinas, para disimular la tremenda deuda que dejó la Dictadura y el otro con muertos en la Plaza de Mayo”, resumió luego.
Sobre el tema Chocobar y la inseguridad Zaffaroni abundó: “No sé qué pasó con el policía porque yo estaba en Costa Rica. Después el Presidente empezó a soliloquiar conmigo”.
“A decir que “a mí gustaba el fallo de la Cámara” y que los iba a llamar. Yo a los camaristas no los conozco. Lo único que dije fue que el ejecutivo no se metiera en el caso, que dejara actuar a la justicia. Fui más sobrio que los comunicados de la Asociación de Magistrados de la Justicia Nacional y la Federación Argentina de la Magistratura que tuvieron reacciones positivas”, señaló.
--¿Y el discurso de la mano dura?
--Siempre es una necedad a la que apelan los políticos cuando hay un brote de delincuencia. Y digo: en los dos últimos años, en la Ciudad de Buenos Aires bajaron los homicidios un 25 por ciento. Y es un dato estadístico que solamente lleva la Corte Suprema. Y ahora el Consejo de la Magistratura. El mayor índice está en las villas miseria, que son el 5% de la población… 
Y aclara: “No sé si pasa esto porque mayor presencia del Estado, porque la Procuración puso una Fiscalía o porque hay oficinas de la Defensoría. De modo tal que ni siquiera reconocen lo poco bueno que hacen. Buscan distraer la atención porque no hay un brote como dicen.
 
Pero dispara: “Pero ¡cuidado! este discurso del Presidente y la Ministra de Seguridad puede tener efectos letales. En todos los ámbitos hay loquitos. La Policía, como en la justicia y el periodismo, están integrados por gente normal, pero también hay loquitos y si se dispara uno de esos loquitos, podemos tener muertos...
 
EL CONGRESO
--¿Puede ser que el Congreso de la Nación, al no tener mayoría el Gobierno, frene algo esta situación riesgosa que estamos viviendo?
--Decididamente no, aunque no sé en el futuro. Hoy no, porque estamos en una crisis del propio sistema republicano. Tenemos un problema que no resolvimos desde 1853 hasta hoy, cuando la provincia de Buenos Aires se segregara del resto de las provincias hasta 1860, que es la distribución de los recursos recaudados por el Estado Federal. Y como tampoco se solucionó en 1994, el Poder Ejecutivo envía los recursos cuando quiere y como quiere, coaccionando a los Gobernadores. Y éstos presionan a senadores y diputados de sus provincias. Y eso desequilibra al propio sistema republicano argentino.
 
TOTALITARISMO CORPORATIVO
Y sobre la situación en Latinoamérica, Zaffaroni resume: “No nos pasa solamente a nosotros. Hay un cambio de poder en el planeta que repercute en toda la región. Hemos pasado de un poder bipolar en el mundo a un totalitarismo en acto. Y el otro totalitarismo que estaba en potencia para contenerlo un poco, ahora está en acto pleno porque no tiene razón para contenerse. Estamos viviendo no un neoliberalismo, sino que es un totalitarismo corporativo trasnacional que repercute en toda la región”.
 
volver arriba