Menu
RSS

Dr. Raúl Baracchini “La votación del senado sobre el aborto es hipocresía”

  • Escrito por 
Dr. Raúl Baracchini “La votación del senado sobre el aborto es hipocresía”
El Dr. Raúl Baracchini es ginecólogo y obstetra, que trabajó durante 40 años en el Policlínico de San Justo y fue Director Médico de la Policlínica “Sol de Vida” de la Mutual de Trabajadores Municipales de La Matanza hasta su retiro, pero que sigue con gran actividad en el distrito.
Es columnista de “Promoción de la Salud” en nuestro programa radial “Pedro Artaza y sus Noticias” todos los viernes y fue allí donde nos dio su opinión calificada sobre el debate sobre despenalización del Aborto, uno de los temas candentes de nuestro país hoy en día.
 
 
“LA HIPOCRESÍA DE ESTA VOTACIÓN”
“Yo quería más que nada, primero y fundamental, decir que nadie puede estar a favor de un aborto. Ni la mujer que por circunstancias personales tiene que decidir hacérselo. Es también un componente emocional  muy importante que lleva a esto, ¿no?”, comienza el médico.
“Es decir, yo no soy ni pro abortista ni estoy ni a favor ni en contra. Lo que quiero remarcar más que nada como resultado de esta votación en el Senado es la hipocresía que vive la sociedad argentina porque justamente hasta hace unos años se calculaba que la cifra de abortos clandestinos rondaba los 500 mil al año en la Argentina. Y en todo el mundo hay más de 25 millones. En muchos países que han progresado, el aborto es legal, seguro y el Estado se hace cargo”.
“Pero al margen de esto yo apunto fundamentalmente a esas mujeres que no tienen acceso a la clínica privada o al consultorio privado y pagan una cifra importante se calcula que es más de 40 mil pesos para un aborto en condiciones seguras. Esa cifra de 500 mil mujeres al año provocaban una mortalidad de 550 hasta hace unos años. Claro, no hay cifras oficiales porque en los certificados de defunción nunca dicen que las causas de muerte fueron por un aborto provocado, dicen hemorragia, que es una complicación del embarazo, etcétera”.
 
 
EL ABORTO QUÍMICO
“Además de eso muchas de las mujeres, como me ha pasado en mi experiencia personal, que salvaron la vida porque se atendieron a tiempo, terminan con su futuro maternal quebrado, ¿no? porque una de las maneras de cohibir la hemorragia que produce un aborto provocado por la aguja de tejer, el tallo de perejil, un montón de cosas folclóricas que uno ha vivido, es la histerectomía, o sea la extirpación del útero. 
“Y sí, las que salvan las complicaciones del aborto provocado que puedan superarse, eso requiere también un costo importante para el Estado: cirugías, terapias intensivas, medicamentos, muchos días de internación, pero a mí se me han muerto en mis manos chicas jóvenes. Estoy hablando de 30 años atrás. Creo que con la aparición del Misoprostol, que es el llamado aborto químico, se redujo mucho la cifra”.
 
 
LA INEQUIDAD SOCIAL
Baracchini acentúa un detalle: “Tampoco es fácil. Aunque es mucho menos costoso que una intervención, etcétera, se calcula que vale alrededor de cuatro mil pesos esa medicación, así que no es para cualquiera. Volvemos otra vez a hablar de la inequidad, o sea la señora o la chica de Barrio Norte ó de un country que puede comprarse el Misoprostol…
“Estamos hablando siempre de las mujeres pobres en condiciones socioeconómicas complicadas, por eso digo que en la Argentina es un problema de Salud Pública, un problema socio sanitario donde no tiene nada que ver la Iglesia. Vos podés tener tu creencia religiosa u otra, pero muchas mujeres católicas y me consta, porque tengo muchas pacientes, que están justamente a favor de la despenalización del aborto y sin embargo siguen profesando su fe católica”. Y agrega:
“Y hablo de la hipocresía de esta votación porque donde más incidencia tienen los abortos clandestinos son en las provincias del Norte argentino y son las que justamente votaron en contra de la ley, la mayoría. Esos senadores están encubriendo algún tipo de negocio, de intereses...”
 
EN LA MATANZA
“La Salud Pública es mi apasionamiento y uno se formó en La Matanza y sigue trabajando en La Matanza y sigue ocurriendo lamentablemente, lo que pasa es que se tapa. Por eso, esto hay que tener en cuenta, que esto recién empieza, como dije al principio, porque es un logro sobre todo por las chicas, esa ola verde. No saldrá este año como dijo muy bien Fernando Pino Solanas en su discurso. Me pareció brillante ese agradecimiento a todas las chicas y mujeres jóvenes que van llevado esta bandera de la despenalización del aborto. No será este año, será el año que viene, será el otro, pero como dijo Pino Solanas, alguna vez va a salir.
“En cualquiera de nuestros hospitales vienen mujeres con complicaciones del embarazo, pero no tanto como antes por la aparición del Misoprostol, que es una medicación, un comprimido que produce la dilatación del cuello uterino y la expulsión del embrión. Y el embrión, para mi creencia y para mi filosofía, no es un ser humano, por más que sea producto de la concepción. Eso tiene sus ribetes filosóficos que no es mi especialidad, pero uno está metido en todas estas cuestiones de la bioética y bueno, no es un ser humano. Y hay además una dependencia directa de la madre o sea, no puede vivir solo el embrión. O sea la que decide es la mujer”, finaliza Baracchini.
 
Producción Fotográfica:
GABRIELA TREROTOLA
 
Click para escuchar la entrevista al Dr Baracchini sobre el debate del aborto

 
 
volver arriba