Menu
RSS

Sesenta días con sus noches…

El 10 de diciembre pasado asumió el nuevo Presidente, Mauricio Macri. Y no decimos "de todos los argentinos", como decía su antecesora Cristina Fernández de Kirchner, porque millones de argentinos (el famoso 49 %) no lo sienten así. Parece ser que la "grieta" en lugar de cerrarse, como predicaba el candidato de Cambiemos, se agrandó.

Han pasado dos meses, 60 días con sus noches del nuevo gobierno nacional, y estamos muy preocupados, como vecinos matanceros, por todo lo que está pasando en la Argentina, con las medidas económicas de "shock" y no "gradualistas" como pretende definir Macri. Con las decisiones, casi inmorales, decimos, de dejar tantos trabajadores y hasta trabajadoras embarazadas en la calle.

Miles de trabajadores despedidos, muchos de ellos con el pretexto de ser todos "ñoquis", represiones policiales y de Gendarmería Nacional a trabajadores y hasta niños de una murga, importaciones desmedidas, bajos salarios, amenazas a las pretensiones de las paritarias, la concentración de medios con la persecución ideológica de algunos sectores a periodistas y otros trabajadores de prensa, son algunas de las realidades.

El papelón (que ya muchos grandes medios olvidan para pasar ahora a demonizar a Milagros Sala, de discutido encarcelamiento con olor a venganza), de la "triple fuga" de los delincuentes Lanata y Schilacci, demostrando la incapacidad de gestión de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich y por sobre todo, la brutal devaluación y el desprolijo y perjudicial arreglo con los fondos buitres, son algunos de los baldones que ha recogido este gobierno en apenas 60 días con sus noches.

Ni hablar de los brutales tarifazos de los servicios y los precios de los alimentos, con subas "autorizadas" en los hipermercados que se llevan millones y millones de dólares fuera del país. Todo contra los más desprotegidos, los hogares humildes y los que quedan (y quedarán) sin trabajo. Fuentes del Congreso nos apuntaron que llegarían a los 1500 despidos. ¿Todos ñoquis?

Poco a favor, mucho en contra es el saldo. La "corrupción vergonzosa" del kirchnerismo y los "ñoquis") como si en los gobiernos macristas no los hubo, hay y habrá, son algunos de las banderas para decidir cualquier cosa. "Avanzan, rompen todo y después ven como lo arreglan", dijo un especialista en Economía a POLITICA 2000.

Y encima, la bochornosa ruptura del bloque de diputados nacionales, que pone al Peronismo y al Frente para la Victoria en una situación más que delicada. Por los operadores macristas, Sergio Mas y algunos peronistas que sabemos bien qué buscan. "La traición es cuestión de fechas", dijo alguna vez el Cardenal Richelieu, que algo sabía de esto.
El Peronismo está en terapia intensiva. De sus militantes y dirigentes depende que supere esta nueva crisis de su larga historia. No por nada lleva ya 70 años en la política argentina. Es necesario que los muchachos agarren los libros y relean a Perón. Algo así predicó alguna vez Alberto Balestrini. Piensen, muchachios...

Nosotros seguiremos con nuestro trabajo de pensar en los vecinos matanceros y de más allá. Diciendo lo bueno y malo de cada cosa. Poniendo el oído, informando, ayudando si podemos, y si nos da la cabeza, haciendo pensar. Como hace 23 años en las radios locales y 150 ediciones de nuestro periódico "POLITICA 2000".

DIOS PROTEJA A LA MATANZA

PEDRO ARTAZA, FEBRERO 2016.-

Leer más ...

Mauricio Macri Presidente

CAMBIÓ EL PAÍS: ¿PARA BIEN?

Según mucha gente, el cambio era necesario. Lo dijo el 52 por ciento, mientras que el 49 y pico está más que preocupado. Porque que un Presidente gobierne en sus primeros veinte días con 200 Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) no es un caso común.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS